Planes Terapéuticos

REFORZANDO MIS SISTEMAS

Cuando el cuerpo empieza a notarse, sentimos las articulaciones, la piel, los huesos, el estómago... esos órganos que llevan años funcionando y a los que apenas conocemos, ni prestamos atención. Ahora nos avisan, nos hablan y nos cuentan cómo se sienten.

Hay que conocerlos para ayudarlos y así vivir en armonía, sin dolor, sin tensión sin ese mal ese funcionamiento.

Te proponemos unos Talleres y Charlas para conocer diferentes partes de nuestro cuerpo y sus síntomas habituales. Cuales son "normales" y cuales no. A menudo pacientes me cuentan que van al baño 2 veces por semana, y es su "normalidad". ¿Pero es eso bueno? El conocimiento nos dará la oportunidad de cuidarnos y de poner en marcha las herramientas que tenemos innatas de gestión y curación.

EQUILIBRAR MI PESO

La balanza no debe ser nuestro acicate diario, ni vivir en estado permanente de "dieta" para perder kilos. Hay que encontrar un equilibrio con nuestro cuerpo.

Di NO a la tiranía de las dietas y SI a comer acorde a tus necesidades energéticas y tus gustos. Aprender a comer bien es la única manera de estar en equilibrio con tu cuerpo.

Y para ello hay que abrirse a nuevos ingredientes, nuevas maneras de cocinar, nuevas planificaciones de menús, organización de la compra, pero sobre todo volver a los ingredientes naturales. 

VOLVER A LA COCINA NATURAL. 

EQUILIBRADA, SENCILLA, NUTRITIVA Y RICA. 

A CUESTAS CON LA DIGESTIÓN

PROBLEMAS DE GASES, HINCHAZÓN ABDOMINAL, ESTREÑIMIENTO, DIGESTIONES PESADAS.

Si eres de las personas que cada vez que comen suben 2 tallas de pantalón, o que sufren los dolores de esos gases que se expanden por todo el vientre, tienes que solucionarlo YA: no hay que sufrir así.

El estrés y la mala calidad de las comidas hacen que nuestra digestión sea un verdadero problema. 

El ESTREÑIMIENTO, no es algo normal, ni saludable. La putrefacción de las heces en el intestino generan además de dolores y olores, un foco de infecciones y problemas que van a más. Nunca desaparecen solos.

¿Ingredientes imposibles de digerir y que te encantan? La elaboración aquí es el factor clave. Cocer bien para comer mejor. Legumbres, ajos, cebollas o col. 

Para que comer sea sabroso y digerir sea fácil.

¿Necesitas hablar conmigo?